Atendemos la urgencia, resolvemos el sepelio y proponemos honrar a nuestros seres queridos a través de la plantación de un árbol.

Uno de los grandes desafíos
de Seamos un Árbol es crear
una herramienta para generar
espacios verdes con apropiación


REPRESENTAMOS UN CAMBIO DE PARADIGMA EN LOS SERVICIOS FÚNEBRES, REEMPLAZAMOS LAS LÁPIDAS POR ÁRBOLES Y HONRAMOS LA VIDA DE NUESTROS SERES QUERIDOS.


Despedirse plantando en un bosque.
La acción de plantar un árbol, de ensuciarse las manos, de tratar con delicadeza a otro ser vivo, regarlo, acariciarlo, es completamente transformadora.




Recordar visitando cementerios bosques, lugares de introspección y llenos de vida. El final de una vida genera el principio de una nueva y contribuimos, además, con la restauración del medio ambiente.



El cambio de paradigma propone
un cambio desde varias aristas:

Cambio de conciencia
El final de una vida puede generar el principio de una nueva.

Cementerio bosque
Transformar los cementerios tradicionales en espacios verdes con vida. Crear nuevos pulmones para el mundo y allí realizar la plantación de árboles en honor.

Plantado del árbol
Convertir la tradicional despedida de un ser querido en una ceremonia de plantado.

Cuidado del medio ambiente
Plantar árboles y crear nuevos pulmones verdes, contribuye al cuidado del medioambiente, es una forma de compensar nuestro paso por la tierra.